Blog Aliens, nuestro presente futuro

Aliens, nuestro presente futuro

Soy consciente que no toda
la información en relación a ovnis y vida extraterrestre que circula por la red
es cierta, pero parte de testimonios de personas que han tenido un avistamiento
ovni
  o un insólito encuentro sí lo fueron,
de nada sirve mentir.
  Millones de
personas de toda escala social han presenciado fenómenos en los cielos, bien a
plena luz del día o en las noches. La gran parte de encuentros no salen a la
luz, no interesa hablar de un tema tan peculiar, pero cada uno de los que tuvieron
la extraña experiencia saben que lo ocurrido fue real y para nada atribuido a
episodios de delirio u otras calificaciones.

Hemos podido observar directamente
sus avanzadas naves deslizarse por nuestros cielos, algunas incluso hicieron breve
parada en tierra bien para hacerse ver o para realizar una breve aproximación o
encuentro.

 Existe infinidad de documentación y videos
donde las naves se sumergen  en lagos, océanos
y mares. Otros se resguardan en zonas de gran altitud y temperaturas tan extremas  que nos resultaría si no imposible, si
difícil la supervivencia en humanos. Parece ser que los seres que nos visitan poseen
un organismo maleable capaz de resistir temperaturas extremas de calor y frío, a
tolerar cualquier altitud, por alta que esta sea, así como adentrarse a
profundidades de  varios kilómetros en
mares y océanos.

Esta semana visualicé un
video que al parecer fue  grabado por
cámara oculta, supuestamente en Brasil. No especifica el lugar o
proximidad. La grabación  me resultó  impactante y  desagradable.

Dos oficiales se dirigen hacia
una base militar ubicada en una zona montañosa. Tallada en una de las enormes
rocas se haya camuflada la entrada a un Bunker. Tras saludar a los oficiales
que custodian entradas y salidas se dirigen a su interior. Es un refugio  subterráneo, oculto, aislado, escoltado  con diferentes registros y sistemas de
seguridad.  Cogen un ascensor y tras
bajar varios niveles subterráneos llegan a una planta  de la que salen varios pasillos y en cada uno
de ellos hay varias celdas  custodiadas por
compañeros. Sus gruesas  puertas
metálicas  y  bastos muros 
imposibilitan cualquier intento de huida.  “se deja entrever que algunas de sus celdas
se hallan ocupadas por  seres alienígenas”.
 Uno de los militares lleva una cámara
oculta.

Ambos, antes de
introducirse a una de las celdas se visten con traje “tipo EPI” de protección para
evitar un contacto directo y posible riesgo de contagio. Entran a un reducido  habitáculo de escasos metros, pobre
iluminación, casi a oscuras. Sentado en una silla y cabeza cabizbaja se halla
el ser llegado de otro mundo.  

A cualquier ser humano le
resultaría desagradable presenciar la escena, 
incluso si se tratara de un reo condenado a muerte, pero más doloroso
resulta ver a un ser alienígena capacitado, altamente  inteligente y evolucionado  sometido a aislamiento, oscuridad y soledad.

Me pregunté  qué sentiría hacia nosotros, qué tipo de
pensamientos  ocuparán su mente durante  horas, 
días y meses. Cuanto tiempo podría soportar  esta situación y el tipo de sometimiento y
pruebas que posiblemente tenga que soportar.

Reflexioné  qué guía alimentaria siguen los Organismos
que los tienen ocultos. Es una situación crítica, un grave problema. Sufrirá un
radical cambio en su alimentación. Desconocemos cómo nutren sus organismos y
cualquier alimento creado en nuestra civilización  pudrían provocarle enfermedades sobrevenidas.

 ¿Qué criterio siguen  el Pentágono,  la  CIA,
la NASA  y Organismos Internacionales para
evitar que fallezcan por inanición? No creo que 
seres de otro mundo aprecien nuestra 
dieta mediterránea ni valoren nuestra gastronomía.

La migración modificó la
genética  de los  humanos, adaptó su sistema digestivo para
poder digerir y absorber de los alimentos sus nutrientes. Paralelamente a la
adaptabilidad humana fue modificándose la genética en los alimentos, fortaleciéndose
para sobrevivir, adaptándose a las condiciones medioambientales y así la
agricultura se fue ampliando y enriqueciendo 
generando grandes variedades a través de todo el planeta.

Si consumieran los
alimentos de nuestro planeta seguramente serían nocivos para su salud; entre
ellos alergias,  intolerancias alimentarias
y trastornos digestivos graves ante la falta de enzimas digestivos.  Las civilizaciones transportan  sus hábitos alimentarios. La migración porta
consigo su cultura, sus habilidades adquiridas en la agricultura, sus técnicas
culinarias y hábitos alimentarios. 

Posiblemente el metabolismo
de un alienígena no asimile la mayoría de nuestros alimentos, en especial los
elaborados, a excepción de algunas frutas y 
verduras, aunque también cabria esperar que les resulten desagradable
además de indigestas.  Es altamente
probable que no toleren carnes, lácteos y derivados. Una ingesta forzada podría
provocarles un daño irreparable.

 También es posible que no pueda soportar un
ayuno prolongado  y mucho menos vivir tal
calvario de encierro. Todo ello originaría un  deterioro general que llevaría a una muerte rápida,
a no ser que estas entidades estuvieran diseñadas y programadas genéticamente de
forma que pudieran subsistir un tiempo sin ingesta de alimentos o bien tuvieran
diseño androide – humanoide que para mantener activo su sistema neuronal precisara
un tipo de energía no basada en nutrientes alimentarios.   Si la
especie alienígena “caída en desgracia” fuera muy avanzada, sus sentidos y la capacidad
neuronal  podrían detectar componentes o nutrientes
en insectos, aves y seres acuáticos o inclinarse por vegetales terrestres y/o acuáticos
que podrían servirles de alimento.

En el futuro, cuando dejen
de existir dogmas religiosos y se establezca una convivencia física entre seres de
diferentes  mundos, la alimentación  habrá sufrido 
tal avance que será fácil y rápido generar cualquier nutriente u alimento que cubra las necesidades de  cualquier tipo de raza estelar.

En la actualidad, mantener
con vida a un ser alienígena en nuestro planeta supone alto riesgo para su vida
por diferentes motivos además del alimentario.

Su aislamiento y ocultación
al resto de la humanidad  estaría
motivado por  varios criterios, pero el
mayor de ellos es el terror, miedo del ser humano a lo desconocido.  Además sabemos que la realidad y presencia “una
vez sea aceptada socialmente” provocará un radical cambio en las mentes de
nuestra raza y ese cambio de pensamiento posiblemente lleve a la ruptura de
dogmas religiosos y posibles enfrentamientos con sus emisarios e
instituciones. 

Entiendo que las especies de
diferentes planetas porten en su  organismo
virus, bacterias y otros  microbios que
podrían perjudicar gravemente a otras especies. Veo necesario el aislamiento
inicial para proteger la vida de ambas especies, la humana y la del alienígena,
pero no está bien someterlos  a un
encierro prolongado alejados de todo cuanto hay en nuestro planeta.

Es sorprendente, me resulta
increíble que demos un trato denigrante  a
alienígenas cuyo nivel  de inteligencia es
altamente avanzado “sería comparable a la de un mono con la de un ser humano”.
Duele ver el trato que recibe un ser tan evolucionado, la manera tan primitiva de
tratarlo cuando deberíamos actuar de manera diferente para obtener de ellos
cualquier conocimiento que nos ayude a mejorar nuestras condiciones de vida.
Facilitarle que pueda conocer las amplias razas que posee la tierra y sus culturas,
nuestros diferentes estilos de vida. Mostrarle nuestras capacidades en el campo
artístico, la variabilidad y alta sensibilidad evolucionada en los humanos. Nuestros
conocimientos alcanzados en todas las áreas científicas, etc  

Si un ser de otro mundo ha
sido capaz de llegar hasta nosotros, merece recibir protección y buen trato. Si
hay aporte de conocimientos, la humanidad debería de valorar su aportación,
además de ejercer sumo respeto y ofrecer reverencia.

 

ALIENS
 Posibles etapas de civilizaciones
avanzadas

Civilización
tipo IV    
Serían
más o menos igual a la nuestra

Civilización
tipo III   
La
Genética habría logrado combinar materia 
orgánica (Carbono) con materia inorgánica (silicio)

Civilización
tipo II    
Lo mismo
que la fase III solo que la genética regenerativa estaría integrada en las
nuevas generaciones, además de generar nuevas 
formas de vida

Civilización
tipo I       Mayor desarrollo

Energía = Materia lo cual
la Materia pasaría a ser Energía = no material (no se ven) entonces sería
Energía con consciencia, Energía viviente no visible

Las guerras se originan por
conflictos entre lo individual y lo colectivo. Al ser todo Energía habría
unidad, lo individual no existiría

Civilización que no precisa
ningún tipo de alimento

Alcanzarían la inmortalidad

Al ser todo energía,
coincidiría lo individual y colectivo, todos libres y sin conflictos.

Sería una sociedad sin guerras, sin conflictos, alcanzándose la culminación del ser, la paz.


II     

Según su presentación  o llegada al planeta tierra cabrían tres posibilidades:

A- Presentarse ante los humanos sin previo aviso.  Nuestra respuesta inmediata sería de terror,  sentiríamos miedo a lo desconocido y unido a la  ignorancia en cómo  tratar a un alienígena nos llevarían en la mayoría de los casos  a un comportamiento  hostil  hacia los ellos “peligroso para nosotros- pues antes o después nos devolverán el intento de daño intencionado ”.  Es muy posible que puedan entrar en nuestra mente y lean nuestros  pensamientos y se  adelanten  a nuestro ataque aunque nuestras armas para ellos sean meros juguetes.

Lo normal es que no se sometan  a nuestros protocolos estandarizados por nuestra cultura, es muy posible que nuestro proceder protocolario le resulte absurdo.  Los humanos no realizamos protocolos previos ni pedimos cita a los monos cuando acudimos  al zoo.

B- Presentarse con previo aviso de llegada con mensajes telepáticos  dirigidos a un grupo de población, preferiblemente a Líderes Religiosos, Políticos y Dirigentes Militares de las grandes potencias. 

Si su imagen física antropométricamente fuera similar a la humana y además fueran agraciados físicamente: talla, musculatura, belleza de rostro y además su cabeza emitiera un halo de luz, nuestra respuesta inmediata “pese a desconocer sus verdaderos objetivos y sin saber si en su nivel evolutivo hay humanidad “sería la de darles un  recibimiento con Solemnidad y Litúrgica, procesando admiración y culto. De forma inmediata  los recibiríamos como si fueran Dioses.

Pero si son capaces de entrar fácilmente en las mentes de los humanos es más que probable que eviten el contacto de algunos Líderes  y Mandatarios Políticos y se inclinen por la selección de humanos según genética, cualidades y actitudes.

También en este caso podría ser que les recibiéramos sin Solemnidad, dándoles un tratamiento de iguales y “normalidad” «En este caso, el trato nunca sería muy normal ni de igual a igual».  Si llegaron aquí podrán comunicarse entrando en nuestra  mente y además hacerlo en el idioma que cada ser humano practica y supondrá que, en segundos, los aliens sabrán todo de nosotros, cómo somos, lo que pensamos, nuestro pasado, presente y futuro y sin embargo nosotros sabremos de ellos  lo que ellos nos quieran transmitir.

C-Es posible que algunas razas alienígenas no se hayan autodestruido y hayan superado cinco, diez o más miles de años. Entonces las largas distancias entre planetas, galaxias o sistemas estelares no serán problema y de manera desapercibida podrán observar nuestra evolución. Estarán presentes, seremos estudiados sin que nosotros los veamos, sin darnos cuenta ni percibir su presencia.

 

Según su aspecto 

A-Si es tipo humanoide: Nuestra percepción de las personas es instantánea, la mayoría de las veces errónea ya que  juzgamos por  la imagen, apariencia y expresión no verbal y según nos resulte más o menos agradable obtendríamos una presunción inmediata de similitud mental aunque esta no exista.

B-Si no es tipo  humanoide: En este caso ocurriría lo contrario, creeríamos una presunción de dificultad mental aunque tampoco exista. Puede ser que tengan una fisionomía muy dispar a la humana y sin embargo poseer mayor similitud mental.

Aún así, cualquier tipo de contacto, un “bis a bis” o encuentro cara a cara o bien a través de una  comunicación telepática sería de gran valor para toda la humanidad.

 

Según  su comportamiento

Si su comportamiento es similar al nuestro entonces serían  egoístas, los humanos correríamos peligro, habría que protegerse rápidamente.

No similar al nuestro: Bondad, Incomprensible maldad, Terror.  Vamos a ser positivos. Supongamos la posibilidad de que la raza alienígena que nos visita además de haber alcanzado gran avance tecnológico evolucionó con gran altruismo respetando la vida de seres de otros planetas, en este caso los humanos estaríamos de suerte.

Pero supongamos el caso que la raza alienígena que nos visita haya desarrollado gran avance tecnológico  pero que no haya desarrollado benignidad, que no les importe la vida ni el sufrimiento de otras razas “casi seguro que de manera inmediata o en corto periodo de tiempo nos daremos cuenta”, pero en cualquier caso, mal augurio para los humanos.

Por sus conocimientos

 Serían  superiores al nuestro porque de otra manera no habrían llegado.

Qué somos nosotros para ellos

 Pueden considerarnos seres  inferiores en estado evolutivo  “Lo más probable”.

Caso especial

Cabe la posibilidad que  el ser humano le resulte  indiferente o que tengan de nosotros una consideración que no cabe en nuestra mente. “Para un mosquito inteligente sólo seríamos comida”.


III

Reconocer nuestra situación real

Tarde o temprano tendremos contacto con razas alienígenas. Es probable que la mayoría procedan de nuestra vía láctea,  sólo es cuestión de tiempo.

El comportamiento de cualquier raza depende de los valores morales y no del avance tecnológico y el que vengan o no depende del desarrollo tecnológico alcanzado. Puede ser que algunas razas alienígenas hayan alcanzado alto grado de desarrollo tecnológico y en cambio muy poco  o nulo en desarrollo moral.

Se presenten de una u otra manera, tengan un aspecto y otro, su comportamiento sea benévolo o macabro, cualquiera de las razas alienígenas que nos visiten tendrán  conocimientos que nos llevarían siglos o milenios alcanzar. Por todo ello, considero que debemos ofrecer a cualquier ser que navegó entre estrellas y llegó a nuestro planeta un exquisito trato mostrando hacia ellos grandes muestras de humildad.

¿Por qué?  Porque ante cualquier raza alienígena que pise la tierra estaremos siempre en situación de inferioridad.    

Carl Sagan

La seguridad interior de posible vida extraterrestre indujo a Carl Sagan  a facilitar a los seres evolucionados de otros mundos la situación de nuestro sol y ubicación exacta de dónde nos  hallábamos los humanos dentro del universo.

De una manera gráfica basada en principios matemáticos cartografió dónde estábamos. No pensó en la posibilidad que el mensaje pudiera ser recibido por especies peligrosas, creyó que todos los seres inteligentes son benévolos. Posiblemente Carl Sagan no vio el peligro que algunas especies alienígenas  pudieran tener interés no por los habitantes del planeta, sino por los  recursos del mismo. No importándoles para nada la vida en la tierra.

Este contra-pensamiento al de Sagan se ha obtenido de las opiniones físico Stephen Hawking

En cuanto a la defensa de los derechos personales de los alienígenas habría que considerar que lo mismo que existe el pacto de defensa de los Derechos Humanos  “ONU 1948” se podría hacer otro de defensa de los derechos de los alienígenas para que todas las naciones del mundo se comprometiesen a darles un trato digno, pero para que fuese efectivo la defensa de los derechos de seres no humanos  también habría que establecer los derechos más generales del ser vivo, terrestre o extraterrestre, no solo racional, sino simplemente biológico, es decir abarcando animales, plantas y cualquier materia o energía sensible.

No creo que de la nada se pueda lograr un acuerdo tan amplio porque se requiere un movimiento mental que no existe.

Así como los derechos humanos necesitaron a la Revolución Francesa dos siglos antes, estos derechos del ser viviente necesitan antecedentes intelectuales y sociales que todavía no se han dado.

También está claro que a ese argumento y contra argumento hay que añadir otra consideración.  No es necesario el envío de un recóndito mensaje cifrado cuando ya hemos dado señales de nuestra existencia durante más de un siglo por medios de lanzamientos de artefactos espaciales y sobre todo por la explosión de bombas atómicas, no sólo las de guerra también las experimentales, ya en número de varias decenas.

La conclusión evidente es que no hemos sabido protegernos y que además les hemos demostrado que no nos importa que nos localicen.  Si este comportamiento conduce a que nos descubra una civilización benévola habrá sido muy acertado pero si por el contrario abre la posibilidad de que nos conozca una civilización malévola equivaldría a actuar como el gallo abriendo al zorro la puerta del gallinero.


www.relatosdepatricia.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post