Blog Agua viva

Agua viva

Ocurrió  un fin de
semana en un paraje montañoso. Caminando por un polvoriento paso, bajo nuestros
pies brotaba un  renacuajo manantial. Me
hizo gracia ver que con  mi proximidad
aumentaba la fuerza y salida del agua. Quise entonces hacer un video para grabar
cómo el cuerpo humano influye y contacta con el mayor elemento que habita en nuestro
cuerpo.  Entonces, al grabar la curiosa
escena, no pude apreciar lo que vería en el ordenador una vez llegara a casa.

No sólo mi proximidad aumentaba la salida a borbotones del
pequeño regato, sino que el acercamiento provocaba ondas vibratorias que cedían
al alejarme. Es curioso como el magnetismo humano contacta con los mismos
elementos pese a hallarse inmersos en medios diferentes.

 

www.relatosdepatricia.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post