Blog Percepción y sueños.

Percepción y sueños.

Creo en la sensibilidad de personas que perciben por algunos de sus
sentidos lo que muchos humanos no serían capaces de percibir por más que lo
intentaran.
Existen personas de ciertas profesiones entre ellos abogados y juristas que
no precisan ver, sólo con oír la voz podrían asegurar la mentira, si existe
algún problema grave, si la persona está implicada en algún delito. Otras
personas no atienden al oído y perciben a través de los ojos, pudiendo saber si
es o no inocente, lo que piensa y siente. Otras personas pueden en plena
oscuridad percibir el estado interno o peligro de la personalidad de ciertos
individuos a través de vibraciones recibidas. Las hay que a través del tacto
pueden intuir aspectos íntimos de la personalidad de la persona. Hay quienes
tienen dos o más instintos desarrollados. La experiencia de trabajar años en
ciertas profesiones enriquece algunas percepciones alcanzando alto grado de
seguridad y certeza en sus sospechas.
También existen personas que nacen con un grado de desarrollo y
sensibilidad de algunos de sus sentidos, sin requerir la previa experiencia
aprendida. Y hay personas rígidas de evolución y educación que jamás creerían
estas capacidades, a no ser que dichas percepciones aumentadas fueran sometidas
a costoso experimento, aplicando el método científico.
NO creo posible que nadie pueda predecir el futuro y no creo que Nadie
posea tal facultad porque de lo contrario, si hubiese personas con tal poder,
el mundo sería otro, no estaría como está. Por tanto No creo en Médiums,
adivinadores, tarot y otras afines.
El ser humano obtiene
tributos de sí mismo, se regala a sí mismo fantasía. Sucede cuando su estado de
consciencia queda libre de ataduras. Sin ligaduras, su lado onírico vuela, se
evade de realidades y reproduce su mundo real ligado al breve periodo de los
sueños.
Las casualidades de acertar en los sueños ocurren porque los sueños son
como el otro lado del espejo. Cuando entramos en ellos reflejan lo que no nos
atrevemos a observar en la realidad consciente más cercana. Una vez abres la
puerta, los reflejos de esa realidad se pincelan según creatividad, grado de
fantasía y grado de necesidad de escapar del mundo real – consciente que nos
rodea.
Hay personas que no recuerdan los sueños. Otras recuerdan lo soñado alguna
vez. Otras entre las que me incluyo sueñan frecuentemente, algunas veces
recuerdas casi todo, otras sólo una fracción de lo soñado, otras recuerdas sólo
pequeñas parcelas que olvidas casi al instante de recordarlas, otras sin
embargo es como si no hubieras soñado.

No creo que sea una cualidad exclusiva de humanos, seguramente el resto de
seres vivos sueñen. No creo posible vivir sin sueños porque soñar significa que
estás vivo. Soñar es vivir.


www.relatosdepatricia.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post