Blog Cuéntame un cuento I

Cuéntame un cuento I

Mi marido me
pregunta hoy a las siete horas de la mañana ¿Qué deseas como regalo en
Navidad? Pues regálame un cuento creado por ti

Y en ese
mismo momento redactó:

CUÉNTAME UN
CUENTO

Hay tantos
cuentos formidables que para poder competir tengo que explicar lo que en otras
épocas no pudieron: escribir del hombre (mujer) postmoderno (a).

Para ello
tengo que alejarme de la argumentación lógica y de la belleza literaria.

Tenemos que
abundar en la fragmentación y en la esquizofrenia, en la petulancia y en la superficialidad;
fabricar un cuento cancerígeno con metástasis  en forma de nuevas
historias cuando haya algo nuevo y ganas de explicarlo.

Como en
éste: (en sólo seis partes para no cansarme).

 Lógica
y Justicia
 “Salgo a por tabaco”, digo y nadie me cree porque no fumo.
Sin embargo entro en el estanco y compro una
cajetilla  (incongruencia lógica). Encuentro a un mendigo y le doy el
tabaco (congruencia lógica).

Los pobres
también tienen derecho a su cuota de veneno. (Versión pragmática de la justicia
distributiva).

Vocación y
trabajo 
Nací sin
brazosNiño ¿que quieres ser de mayor? Yo quiero ser asesino
(risas)Como la voluntad todo lo puede aplico la voz más zalamera
a mi víctima y pido: “agáchate, por favor”. Todos lo hacen. Soy rápido y les
doy un gran zapatazo en la nariz. Caen al suelo conmocionados. Así de
indefensos puedo pisotear su cerebro hasta que la mayor parte de sus sesos
quedan pegados a mis zapatos.

Pero la
vocación tiene un precio. No saben lo que cuesta despegar del calzado una
sustancia tan aceitosa. Y además “prueben a hacerlo sin manos”.

Nutricionismo Un plato al alcance de todos son los caracoles a la
parrilla pero nadie los hace como mi restaurante favorito. Póngase los
caracoles sobre la parrilla y la parrilla sobre el fuego. No se olviden de
encender el fuego y los retiren antes de que queden carbonizados. Hay que
servirlos a los comensales con prontitud para que sus dedos queden pegados a la
cáscara, que alcanza alta temperatura. En esta originalidad reside el gran
éxito del restaurante.

Con decirles
que ¡un dermatólogo ha abierto consulta en el local de al lado!

Sexo  No tengo tiempo para describir
un enamoramiento de novela. Busco y encuentro un prostituto (digo
puto y no puta para que no me acusen de machismo). Pero como no soy homosexual
no sirve para mis propósitos y lo echo a cara o cruz – Cara lo mato, cruz que
se vaya…sale de canto. He de encontrar una caja del gato de Schrödinger  y dejarle dentro (véase en Internet
“gato de Schrödinger”).

Por todos
los dioses  
Los dioses
son seres caritativos que nos hicieron mortales. Imagine a un tío pedorreando y
ahora en ese mismo individuo como pedorreador inmortal. ¡Insufrible! Y
para más claridad: Piensen en un hombre eterno con una rata eterna metida en su
boca eterna royendo su esternón eterno. ¡Y pensar que hay gente que
todavía no tiene fe!

Efímero  Si no te gusta lo tiras y compras otro.

www.relatosdepatricia.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post